RSS

Archivo de la etiqueta: Aston Martin

Coches de cine: coches míticos que marcaron época

Coches de cine: coches míticos que marcaron época. “¿Hablas conmigo?”  decía un insomne Robert de Niro con voz amenazante en “Taxi Driver”. Si la película se ha convertido en un clásico del cine, el automóvil que conducía De Niro por la Gran Manzana de madrugada ha hecho lo propio: el taxi era un Checker Marathon, el más típico de los cabs neoyorkinos: amarillo, con un ribete de cuadros blancos y negros, ha quedado para la historia.

Pero no es el único coche que ha marcado la historia del cine: entre Martini y Martini agitado pero no revuelto, James Bond, agente 007, conducía un magnífico Aston Martin DBS… quitarle este coche al agente con licencia para matar sería como ponerle unas gafas de empollón y unos tirantes a lo Steve Urkel: James Bond no se concibe sin su icono, el Aston Martin DBS.

Con un DeLorean DMC-12, Marty McFly, otrora Michael J. Fox, viaja del al futuro en la trilogía Regreso al futuro, un coche ambicionado por todo aquel que vio esta saga. El DeLorean ha quedado con un símbolo, un icono, y a ello ha ayudado un diseño difícil de olvidar, con sus míticas puertas abatibles. No obstante, muy pocos tienen el placer de poseer uno, ya que la empresa quebró en 1982, y su propietario, John DeLorean, fue acusado de tráfico de drogas.

 

Etiquetas: , ,

Aston Martin, un clásico… novedoso.

Su modelo V8 Vantage Roadster es la versión descapotable del V8 Vantage Coupé, y con él comparte, prácticamente, idénticas dimensiones.

El de hoy es casi un post de duelo. Por un amigo que tenía que probar en un caluroso día, a las 17:00 h y con Aston Martin V8 Vantage Roadster27 grados centígrados, las “malas pulgas” de un aún indomado descapotable Aston Martin V8 Vantage Roadster. Porque… digo yo que notaría el sol directamente abrasando su cabeza… ¿o no? Pero luego también el mal rollo de que nunca había sido montado y mi amigo era el primero con el que tendría que conectar… de que supiera que no iba a encontrar complicidad con otros modelos porque el suyo iba a ser el único y diferente sobre el asfalto… de que la gente seguro que no le iba a dedicar ni una mirada de reojo a él porque se quedaría embobada mirando la armonía de las líneas del Vantage… ¡vaya marrón que le cayó a mi amigo! Aunque parece ser que, en principio, se le pasó en segundos, los pocos que hubo entre que giró la llave y pisó el pedal derecho, sin embargo tras esto último volvió el sufrimiento: cuanto más pisaba ese pedal, más escalofríos bajaban por su espalda, y una piel de gallina en los brazos pujaba por perforar su camisa. ¡Menudo día que tuvo el pobre! Leer artículo completo

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 junio, 2011 en Coches Deportivos

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: