RSS

Coche de segunda mano, que no te den “gato por liebre”.

29 May
Coche de segunda mano, que no te den “gato por liebre”.

En la actual situación economica que tenemos el coche de segunda mano se ha convertido en la primera opción a la hora de la adquisición de un utilitario. El ahorro económico en la compra de un coche de segunda mano con respecto a uno nuevo, es la gran ventaja de este mercado, que cada día aumenta más, pero debemos tener precaución en el momento de ejecutar este tipo de operación.

Para que no nos den “gato por liebre”, tendremos en cuenta lo siguiente:

Primero:

Tendremos que saber que tipo coche queremos, para que lo utilizaremos. Así podremos limitar nuestra búsqueda. Ya elegido el tipo de coche que queremos, es conveniente información sobre el precio. El BOE tiene una publicación que indica el precio de los coches según marca, modelo y antigüedad. Con este pequeño gesto impediremos pagar más por el coche y nos guardaremos de abonar una tasa elevada a Hacienda.

Segundo:

Debemos conocer el estado del coche, tanto de su exterior como de su interior. Según con que estado nos encontremos algunas piezas o partes del coche, nos dará una idea del uso que se le ha dado. Si no eres un experto en mecánica, lo suyo es que tu mecánico de confianza lo mire.

-Luces.

Miraremos si hay fisuras e impactos en los faros, si las tulipas de protección están dañadas ya que logran afectar a la proyección del haz de luz, y sobretodo si son piezas homolagas.

FAROS– Los frenos.

Estos no deben tener ruidos ni un hundimiento enorme del pedal. Y el freno de mano debe tener una tensión adecuada.

– Interior del coche.

Tenemos que fijarnos que los cinturones están en perfecto estado, y no presentan cortes o roturas, o presentan fallos en los anclajes, además que la tapicería no tenga manchas, roturas o quemaduras.

– Cristales.

Observaremos si las lunas están picoteadas o fisuras de más de 1,5 cm. Y se posean de los retrovisores reglamentarios.

– Tubo de escape.

Mirar si produce una excesiva emisión de humos por errores en la mezcla de combustible y si hay presencia de grietas.

– Neumáticos.NEUMATICOS

Deberemos mirar si tiene rajas o grietas., si tiene un desgaste excesivo o irregular, flancos deformados, la presión incorrecta, si la profundidad del dibujo no es la adecuada y si la fecha de fabricación, es muy antigua para su uso.

– Dirección.

Hay que poner atención si hay bloqueo del giro del volante en algún punto, tiene holgura o dureza enorme, una fijación errónea. También si hace ruidos la dirección mecánica y asistida. Además de mirar si tienen un paralelo correcto.

– Paragolpes.

Tenemos que observar si posee rozaduras o arañazos, si esta mal fijado o descolgado. Deberemos ver si es una pieza original o necesita reparaciones con pintura.

– Carrocería.

Habremos de ser muy meticuloso para ver si tiene arañazos y fisuras grandiosas que atraviesen la pintura y dejen al descubierto la chapa, que no tenga indicios de corrosión, abolladuras superiores a seis centímetros, permutas en el tono de la pintura, marcas de porrazos.

– Líquidos.

El fallo en los circuitos es uno de los inconvenientes más familiares. Fugas y manchas se pueden deber a los frenos, el motor y el aire acondicionado.

Motor– El motor.

Tendremos que ver si el motor tiene paradas, ruidos y un ralentí anormales.

– Suspensión.

Observaremos si hay un desnivel acusado de la carrocería o un balanceo acusado.

– Cuadro de mandos.

En este apartado lo fundamental son los kilómetros. Si posee años y pocos kilómetros, sospecha, lo usual es hacer sobre unos 10.000 km. Ver si están luces iluminadas que muestren fallos en el motor o algún dispositivo eléctrico.Cuadro de mandos

Tercero:

A la persona con la que estemos realizando la negociación, le deberemos pedir una vuelta, si se niega empezaremos a recelar. Lo ideal es que en esa vuelta, lo conduzcamos nosotros, para ver cómo reacciona el coche en diferentes circunstancias y el propietario para ver cómo trata la mecánica y el propio coche, y así hacernos una idea de lo “sufrido” que está el coche.

Cuarto:

Los “papeles” del coche tienen que estar correctos, es de obligada petición y el propietario debe facilitarla. Acreditaremos quien es el titular del coche, si ha pasado las inspecciones técnicas…Además podremos pedirlas en Trafico, para comprobar los datos y ver así cuantos propietarios ha tenido, y si tiene alguna multa o embargo.

Quinto:

Para adquirir el coche, deberemos realizar un contrato de esta compra-venta, siempre es aconsejable este acto, ya sea un amigo, primo….pues este documento será nuestra garantía, ante futuros inconvenientes o contrariedades. En el tendrá que aparecer identificaciones personales de ambos y la marca, tipo, matrícula y bastidor del coche.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 mayo, 2013 en Coches

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: