RSS

Ruedas pinchadas!

22 May
Ruedas pinchadas!

No sé si serán de esas personas que han sufrido un pinchazo y no han sabido cambiar la rueda, y directamente hemos llamado a la asistencia en viaje. Pero siguiendo unas sencillas instrucciones sabrá cómo realizarlo y en un abrir y cerrar de ojos, lo podrá realizar.

Para cambiar una rueda, precisa otra para substituirla. Muchos conductores no han examinado su rueda de emergencia desde que compraron el auto, craso error. Esta se encuentra debajo del “suelo” del maletero, normalmente. Posteriormente, comprobaremos de se encuentra en perfecto estado, inflada y es de fácil acceso.

También hay que revisar el gato, pues si el coche no es comprado de segunda mano, puede que no este y no podamos realizar el cambio, o le falte alguna pieza.

La llave que suelen traer los coches para aflojar las tuercas suele ser “blanda” y no sirve para nuestro fin, por eso aconsejamos que compremos una adecuada en una tienda especializada.

Primer paso:

Mientras vamos a cambiar la rueda, seguramente habrá tráfico. Fundamentalmente de noche, los demás conductores no poseerán mucha facilidad para vernos frente a nuestro vehículo, así que deberemos elegir el lugar para realizar el cambio de la rueda.

Encuentre un sitio plano donde pueda afanarse en la tarea. Es muy comprometido elevar el coche con el gato en una inclinación del terreno. Y encienda los intermitentes de emergencia y sobre todo ¡Ponga el freno de mano!

Coloque su coche si es de transmisión automática,  en estacionar, y si es manual en primera o marcha atrás.

Segundo paso:

La rueda de emergencia habitualmente está en el fondo de un lateral del coche o en el fondo del maletero, donde también estará el gato. Frecuentemente la rueda estará fijada en su lugar por un soporte o tornillo que se desenrosca a mano con facilidad. Saque estos dos elementos junto con la llave de cruz.

Tercero paso:

GATO HIDRAULICOSi intentamos aflojar las tuercas posteriormente de elevar el coche con el gato, la rueda va a rodar. Afloje las tuercas antes y la tarea la tendremos más sencilla.

Normalmente hay las ruedas poseen cuatro o cinco tornillos. Algunas veces están escondidas bajo un tapacubos que será obligatorio extraer a presión.

Ya sacado el tapacubos, halle el extremo de la llave que encaje correctamente. Colóquela en cualquiera de las tuercas. Gire en sentido contrario a las agujas del reloj para que ceda la tuerca.

Una vez que la tuerca se haya sido aflojada y vire con mayor facilidad, continúe hasta que logre sacarla con la mano, pero déjela en su lugar. Repita el mismo proceso con las demás.

Cuarto paso:

Para poder quitar la rueda habrá que levantar ese extremo del coche. Accione el gato lo suficiente como para que alcance a tocar el borde inferior del coche. No se inquiete al ajustar el lugar donde situar el gato mientras lo acciona. Lo colocaremos mejor una vez que ya esté alcanzando la parte inferior del coche.

Una vez que el gato está lo adecuadamente alto como para tocar el auto, es el momento de situarlo correctamente. Cerciorarse que el gato se halle bien fijo en el suelo. Gire la palanca algunas veces más para fijarlo bien.

Cuando esté seguro que el gato está en el lugar correcto, continúe dando vueltas a la palanca de modo que el auto se eleve bien.

Quinto paso:

Deja las tuercas en la rueda vieja para no perderlas, en un lugar seguro. Desatornilla todas las tuercas con la mano, y quítalas de la rueda. Coja la rueda con la mano por dos lados del neumático. Tira de la rueda para quitarla. Y sitúala debajo del coche por si fallase el gato, aunque esto no suele pasar.

Sexto paso:

Coloque la rueda de repuesto sobre la vías de lo tornillos, ajustándola rueda a ellos sin que se salga. Si no hay bastante sitio para montar la rueda, déjela a un lado y haga girar de nuevo la palanca del gato para que el coche suba más.

Ahora vamos a ajustar las tuercas, coge las tuercas y enrósquelas en los tornillos con las manos. Use la llave para que vayan entrando en los tornillos, pero no las apriete todavía, y baje el gato hasta que la rueda casi toque el suelo. Ajuste bien una de las tuercas. Gírela bien con la llave pero no la apriete de forma excesiva. Luego, vaya a la siguiente tuerca, pero que sea contraria y repita la maniobra. Ajuste las tuercas restantes del mismo modo. Si tiene cinco tuercas, ajústelas intercaladas hasta que estén todas listas.

Ya solo nos queda colocar el tapacubos o embellecedor, retirar el gato y guardarlo en el hueco donde estaba junto a la rueda cambiada, hasta que la llevemos a un taller para su eliminación de forma correcta o reciclaje.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 22 mayo, 2013 en Coches, Noticias

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: