RSS

Los hermanos MAX.

01 Jul

Los nuevos B-MAX y C-MAX, de Ford, desarrollan el mismo concepto con ligeras diferencias en cuanto a las dimensiones.

Aquí no hay sólo uno que toque la bocina, como en laFord B-MAX familia de cómicos… aquí lo hacen todos. Y digo todos porque hay más hermanos. Con 4,06 m., el B-MAX es el monovolumen más pequeño de la firma, siendo superado en 32 cm por su hermano mayor, el C-MAX. Pero la saga no se queda ahí, porque otro hermano mayor de ambos, el Grand C-MAX, llega a los 4,52 m de largo y puede tener hasta siete plazas, y aún quedaría el mayor de todos, el S-MAX, con 4,77 m. La verdad, si por nombre nos recuerdan a los cómicos, ese escalado de tamaños los hace asemejarse más a otros hermanos, en este caso bandidos: los hermanos Dalton.

Hechos para reír (por el disfrute de ir viajando en su interior) o hechos para robar (kilómetros a la carretera), la genética de todos ellos queda patente en algunas líneas y algunas ópticas, y hay ciertas características que comparten entre algunos de ellos, como el hecho de que aunque en el C-MAX y en el S-MAX las puertas traseras sean batientes, las vemos en el menor y en Grand C-MAX como correderas.

Pero centremos el discurso y hablemos del pequeño y más asequible, el B-MAX, que sigue las pautas del estilo de los MAX, un concepto presentado en el Geneva Motor Show hace dos años. En particular, como apuntábamos antes, se elimina la separación entre puertas y las puertas correderas se abren perfectamente a cada lado, ofreciendo una apertura de 1,5 m de ancho. Eso unido a que tiene una altura de 1,59 m., hace que surja natural la sensación de espacio.

Este modelo comparte plataforma con la del Fiesta, al que supera en longitud por 11 cm. Y aunque su estilo se basa en el de sus hermanos, como el S-MAX, adopta nuevas características del lenguaje de diseño “Kinetic”, lo que se traduce en una nueva interpretación acabada en cromo de la parrilla trapezoidal de Ford, una parrilla más pequeña y baja acabada en negro brillante y unos faros que se acercan más a los del C-Max que a los del Fiesta.

El B-Max es también el primer vehículo en relacionarse con el motor aún más pequeño de Ford, el EcoBoost. Habrá varias versiones, como el tres cilindros y 1.0 litros, con sistema de parada y arranque automático en las detenciones, motor al que también podrán acceder “sus hermanos C”, que también cuenta con turbocompresor y sincronización de la leva variable. Ford asegura que el modelo ofrece “una reducción significativa en el consumo de combustible y las emisiones de CO2”. Y luego también podrá llevar los 1.6 y 2.0 EcoBoost, además de diversos motores diesel (TDCi).

Y la disposición de los asientos es relativamente sencilla, con un asiento trasero bipartido 60/40. Pero el asiento del pasajero delantero se pliega para permitir una carga de hasta 2,35 m. de longitud, que es la de la caja más alta de las que actualmente se venden en Ikea. Igual, entre sus hermanos, va a ser éste el que tenga que ir más veces a hacer la compra.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 1 julio, 2011 en Turismos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: